Los niños son influenciables

¿Cual es el ambiente al que constantemente expone a sus hijos?

 

Casi todos los padres han experimentado alguna vez que sus hijos empiezan a hacer o decir cosas que nunca habían manifestado, nos referimos a cosas inapropiadas como actitudes negativas, groserías o lenguaje inadecuado. Por lo cual los padres preguntan: “¿en donde aprendiste eso?” Y tiene sentido esa pregunta, sobre todo si en casa no se acostumbra ese tipo de conducta.

 

El hecho es que los niños fácilmente adquieren las costumbres de aquellos con los que conviven. En el sistema educativo regular los niños están mas expuestos a las ideas y costumbres de sus compañeritos que a las de sus maestros. La experiencia demuestra que es ingenuo pensar que la influencia de un maestro es mayor que la de treinta y tantos alumnos. En ese escenario es mas importante para el niño ser aceptado por los compañeros que ser aceptado por la maestra, por que son ellos los que ejercen la máxima presión. Al fin y al cabo con saber historia y matemáticas uno queda bien con el maestro, pero no con los compañeros. Los niños no están preocupados por encajar en el mundo de los maestros pero si en el de los demás niños, y para “encajar”, ellos tienen que ser uno de ellos, ser igual a ellos. Es el problema de las minorías, el de los diferentes, en el mundo civilizado esto podría hasta ser una ventaja, pero en el mundo de los necios y de los niños, ser diferente es lo peor que te puede pasar.

 

Eambiente sanose es un mundo cruel, pobre del niño con escasos recursos en medio de niños ricos, pobre del que tenga alguna malformación o del que sea considerado por los demás como alguien “feo”, pobre del que tenga una voz o nariz graciosa, en fin, cualquier cosa sirve para tener a alguien de quien burlarse, no se libran ni los que se portan bien o que sacan las mejores calificaciones, estas no son las cosas mas valoradas en el ambiente escolar regular.

 

Las matemáticas no definen las actitudes de los niños, las ideas de la mayoría si. Ahora bien, es mucho pedirle a un niño que entienda este fenómeno social a pequeña escala y enviarlo a que cambie ese mundo. Uno le podría pedir que sea la influencia en ese medio ambiente, pero lo cierto es que ni siquiera un adulto con carencia de formación puede ser un agente de cambio en una sociedad decadente, es mas común que este tipo de personas sea absorbida por la mayoría. Entonces por que esperar que un niño pueda lograrlo.

 

Los niños son mas influenciables que una buena influencia. Esto quiere decir que si tus pequeños han aprendido a conducirse y tienen que convivir por largo tiempo con niños con problemas de actitud, es mas probable que tus hijos adquieran las malas actitudes de los demás, a que ellos puedan contagiar su buena conducta. Si en alguien es cierto el dicho “dime con quien andas y te diré quien eres” es con los niños. Un proverbio dice que la necedad esta ligada al corazón del niño, entonces primero hay que alejar esa necedad para que después puedan ser una buena influencia. En otras palabras, no los podemos enviar como misioneros. La responsabilidad de ellos no es ser buena influencia, ellos están o deberían estar en formación, son los adultos los que tienen esa labor y es notorio que muchos rehúsan esa responsabilidad.

 

Todo esto debe ser visto en el contexto de desear una mejor educación. No estamos concluyendo que es imposible que los niños se adapten y sobrevivan en el sistema de educación actual, todos nosotros lo hicimos y nuestros hijos también lo pueden lograr, pero el punto sigue siendo, una mejor opción educativa. De hecho, estas paginas no son para aquellos que no perciben o no quieren percibir estas realidades, mas bien es para los que toman su papel de padres y desarrolladores de sus hijos muy en serio y buscan mas y mejores opciones de educación como la educación en el hogar.

 

La educación en el hogar no es para encerrar a nuestros hijos en una burbuja como algunos lo quieren hacer, sino para proveer una mejor atmósfera para su desarrollo, un ambiente de mas enfoque y mejores influencias, en el que somos capaces de escoger mejores proveedores para nuestros hijos ya que ellos todavía no están listos para ser la luz del mundo.

Publicado en: Consideraciones Etiquetado con: ,

Deja un comentario