La adscripción a escuela en casa va en aumento

 

La escuela en casa está siendo aceptada cada vez más, en familias de diversos trasfondos culturales, económicos y sociales.

Estudiando en escuela en casaLos datos demográficos sobre padres que educan en casa están cambiando, según escribe Kathleen Berchelmann para ChildrensMD.
Enseñar a los niños en casa ya no es algo que se hace  sólo por cuestiones religiosas o para aquellos cuyos hogares estén demasiado alejados en zonas rurales.

Profesionales como abogados, médicos e incluso profesores de escuelas públicas, cada vez más le están volviendo la espalda a la forma tradicional de escuela, en favor de proveer enseñanza a sus hijos ellos mismos.

Más de 2 millones de niños en los EE.UU. están siendo educados en el hogar, una cifra que es 75% más alta de lo que era en 1999. Y se espera que el número no sólo crezca, sino que aumente de forma exponencial en los próximos diez años, especialmente desde el advenimiento de escuelas públicas virtuales gratuitas y planes de estudio de calidad accesibles casi en cualquier lugar.

Aun así, los estereotipos de las familias que optan por educar en casa son tan persistentes, que Berchelmann escondió sus esfuerzos de educación en el hogar de sus colegas durante más de un año, con miedo de que ella pudiera ser catalogada con los prejuicios de las familias que iniciaron con este sistema.

La dificultad se agrava por la duda. Como profesional de tiempo completo, Berchelmann no estaba del todo convencida que su experimento resultaría.

“No estaba segura de que podía educar en casa a mis hijos bien. Temí que todo el año fuera un fracaso académico y una pesadilla emocional. Yo estaba tan insegura acerca de este experimento de escuela en casa, que aún mantenía un uniforme escolar de repuesto por si tuviera que enviar a mis hijos a la escuela a último momento.
Esta semana nuestros hijos están terminando su plan de estudios estandarizado y vamos a pasar el resto del año escolar, realizando actividades de enriquecimiento. Creo que a esto le podemos llamar éxito”.

Al final del primer año resultó ser una experiencia rica en aprendizaje, y no sólo para sus hijos. Para ayudar a otras familias en su situación, Berchelmann presenta 18 razones por las que su familia decidió abandonar la escuela pública en favor de la educación en casa.

Entre las razones, y sin duda, de las principales preocupaciones y aspiraciones de las familias que educan en casa, es tiempo. Según Berchelmann, escuela en casa les tomaba menos tiempo al día, que el tiempo que le tomaba en conducir. Por el mismo tiempo que ocupaban para  que sus cuatro niños fueran llevados a cada una de sus escuelas, seguido de otras actividades, simplemente quedarse en casa y utilizar ese tiempo para aprender tenía más sentido.

“Nuestros hijos están sobresaliendo académicamente como estudiantes de escuela en casa. La educación en el hogar nos permite enriquecer las fortalezas de nuestros hijos y complementar sus debilidades. La educación de los niños va tan rápido o tan lento como lo requieran las asignaturas. No se les cataloga ni se les encasilla como estudiantes brillantes, promedio o que tienen necesidades especiales.
¡La escuela en casa no es difícil, y es muy divertida! Compramos un curriculum de un importante proveedor de materiales para escuela en casa, todos los libros y una la lista de verificación del curriculum llegó por correo. Tenemos una gran cantidad de material complementario y divertido a través de YouTube y sitios educativos en línea como Dreambox, Khan Academy, entre otros. Nuestros niños hacen alrededor de la mitad de la materia de matemáticas en línea”.

Kathleen M. Berchelmann, es pediatra en St. Louis Children’s Hospital y Washington University School of Medicine, directora del St. Louis Children’s Hospital Social Media Team, y co-fundadora del ChildrensMD hospital physician blog.

Del articulo "The Homeschooling Family is a Rapidly Changing Demographic" de educationnews.org
Publicado en: Consideraciones Etiquetado con: ,