Aprender a leer en escuela en casa

Aprender a leer como cualquier otra habilidad, se puede promover fácilmente en el ambiente de escuela en casa. La ventaja es que como es un sistema basado en la educación personalizada, el niño recibe mucho mas atención que en un grupo grande, lo que le beneficia notablemente en términos de aprovechamiento.

Sin embargo, no tiene que preocuparse por que el niño no aprende tan rápido como otros niños, se puede permitir que cada estudiante vaya a su propio paso. Cada niño tiene su ritmo, no lo compare con otros; si nota que aunque se le de atención, el niño no avanza, no se preocupe, seguramente estará aprovechando mucho mas que en un sistema en donde hay un maestro para 25 o mas alumnos, en ese sistema seguramente iría mas lento.

 

Podemos darles un margen de 1 a 2 años en cuanto a diferencias en el aprendizaje, es decir, si un niño aprendió a leer a los 4, otro puede hacerlo a los 5 o 6, y otros mas a los 7, todavía no le diagnostique que tiene un problema. En el sistema regular no hay este margen y todos los niños se tienen que adecuar al sistema, y como no todos son iguales, muchos terminan siendo estigmatizados como “burros”, no lo son. Albert Einstein no era un burro, sin embargo así se veía en el sistema de escuela regular.

En escuela en casa, el sistema se adecua a las características del niño, y aunque la meta no es que pueda leer antes que otros niños, finalmente terminan aprendiendo a leer antes que los niños en escuela regular, debido a la atención personal que reciben. Aun si le da a su niño 25 minutos de atención personalizada, ya es mas de lo que le otorga la escuela tradicional.

De hecho, los padres no se dan cuenta, pero los niños no aprenden a leer en la escuela, aprenden en casa con la ayuda de sus papás, de eso se tratan las tareas, es la ayuda que los tutores les brindan en casa lo que hace que los niños aprendan a leer.

Cuando un niño va mal en la escuela, a quien creen que piden ayuda los maestros? Si, a los papás. Por que? Por que son ellos los que en realidad pueden dar la atención que necesitan para que haya un mejor aprovechamiento académico, no son los maestros los que pueden dar esa clase de atención. Pero la mayoría de los padres no están conscientes de ello, si se les dice que ellos pueden enseñar mejor que muchos maestros, no lo creen, pero así es; los niños asimilan mas en ese tiempo que los padres les ayudan con sus tareas, que lo que asimilan en el aula.

Ayuda mucho en el proceso de aprender a leer si simplemente se identifica cuales son los intereses del niño y fomentar la lectura con esos temas, por ejemplo aun si al niño le gustan los video-juegos, (en la edad de exploración estos son buenos, después se convierten en algo que les quita mucho tiempo), se puede usar ese tema para motivarlos a aprender a leer, con lecturas que hablen de ese tema. Si le gustan los caballos, los dinosaurios o los deportes, se puede conseguir material con esos tópicos, el aprendizaje será divertido y adecuado a su personalidad. El aprendizaje no tiene que ser una tortura, y muchas veces, eso exactamente es para muchos en la escuela regular, la educación en el hogar puede ser un verdadero deleite si se considera la individualidad de cada niño.

Publicado en: Aprendizaje Creativo Etiquetado con: ,